• English
  • Español
  • Français
Menu

Variedad en colchones de cuna

01 abril 2015,   By ,   8 Comments

Seguramente al recibir al nuevo miembro de la familia estaréis muy contentos. Si se trata del primer bebé, posiblemente ya habréis elegido los colores de la habitación, algunos juguetes y demás accesorios. Si caemos en la cuenta de que desde el nacimiento hasta los dos años el bebé pasa el 50% del tiempo en la cuna, hemos estar seguros de conocer los tipos de colchones para cunas de bebés en el mercado. Son varios los parámetros a valorar para tomar la decisión más adecuada, a continuación damos algunos consejos al respecto:

Soporte

Es importante dar el soporte adecuado al pequeño. Un colchón para cuna de bebé demasiado duro o demasiado blando puede traer consigo diversas complicaciones en su crecimiento y desarrollo. El soporte adecuado en los colchones para cuna de bebé pasa por el núcleo. El mercado de los colchones de cuna infantiles ha evolucionado mucho y encontramos bastantes soluciones adaptadas a las diferentes etapas del crecimiento, incluso colchones de cuna que  se adaptan al crecimiento del bebé.

Muelles

Los colchones de cuna con núcleo de muelles no son la opción más común y dependiendo del tipo de muelle, a pesar de económico, quizá no sea la opción más recomendable. Por ejemplo, los colchones de muelle Bonnell, el tradicional muelle de hilo continuo, se caracteriza por tener una alta firmeza y no es el material más adaptable precisamente. En las primeras etapas de la vida del bebé la cabeza es mucho más pesada que el resto del cuerpo, por ello son más recomendables los colchones de cuna con núcleos más adaptables. En su favor diremos que es una opción económica y también muy transpirable, otro de los parámetros importantes para su seguridad.

Muelle ensacado

Es uno de los soportes más comunes hoy en día en los colchones de adultos. En su versión para colchones de cuna, existen estructuras de muelles ensacados mucho más pequeños, lo que conocemos por micro muelle ensacado. Este es un tipo de muelle que se encapsula en un tejido altamente transpirable, la unión entre los distintos muelles permite que actúen de manera independiente, aportando una mayor adaptabilidad y reducción de la presión. Combinado con el acolchado adecuado pueden ser los colchones de cuna más interesantes si se va a hacer uso de cuna convertible, ya que es suficientemente adaptable para los primeros meses y no demasiado blando si se va a prolongar su por más de dos años.

micromuelle

Espuma HR

Este tipo de núcleo es uno de los más comunes, no obstante, dependiendo del diseño y la calidad de la materia prima el precio pude fluctuar considerablemente. Existen espumas de diferentes tipos para colchones de cuna, a pesar de ser un material menos transpirable que los muelles, existen diseños de núcleo con canales de aireación y estructuras que permiten reducir la presión en puntos estratégicos. Estos son colchones para cuna de bebé adaptables y seguros donde dormir plácidamente. Últimamente también está proliferando la tendencia de incluir en la fabricación del núcleo de los colchones de cuna el uso de aceites esenciales naturales, como por ejemplo los de soja o malva, estos materiales tienen propiedades hipoalergénicas muy recomendables para el descanso libre de problemas de alergias.

 Organic nucleo soja cara mayor 6Organic nucleo soja perfil

Látex

Especialmente cuando es látex 100% natural, es un material válido para colchones de cuna por sus conocidas propiedades hipoalergéncias. No obstante, es un material de alta densidad y suele ser muy pesado. Normalmente tiene una estructura perforada ya que no es uno de los materiales más transpirables precisamente, posiblemente los colchones de cuna con núcleo de látex sean los menos comunes junto con los de muelle Bonnell.

Importancia del lavado

Los colchones para cuna de bebé de calidad nos darán la oportunidad de desenfundar el núcleo para poder lavar por separado la funda. Cuidado, conviene asegurarse de las instrucciones de lavado, la cremallera perimetral puede venir muy bien para airear el colchón y comprobar el estado de su núcleo. Pero hay algunos tejidos que conviene lavar a mano o a baja temperatura. En cualquier caso, siempre es recomendable para conservar los colchones de cuna en buen estado hacer uso de un protector, buscaremos la opción más transpirable pero sin olvidar que ha de ser impermeable para evitar accidentes y que los fluidos se filtren y acaben dañando el interior.

Los tamaños

Tanto si compras primero la cuna, como si te has decidido primero por el colchón de cuna, debes tener en cuenta las dimensiones de ambos. Dependiendo del fabricante, habrán cunas que permitan unos centímetros para poder encajar a la perfección diferentes medidas de colchones de cuna, hay otros que se ciñen a las medidas exactas. Por ello en Ecus Kids encontrarás siempre variedad de medidas estándar con el fin de adaptarse a todos los tipos de cuna. Recordemos que si queda mucho hueco entre el colchón y la cuna se pueden plantear problemas de seguridad, tampoco es seguro que colchón de cuna no tiene el suficiente espacio ya que puede sufrir deformaciones.

Esperamos que este repaso por las características más importantes a tener en cuenta en la compra de colchones de cuna aclare tus dudas y ayuden a elegir con seguridad.