• English
  • Español
  • Français
Menu
Conseguir la habitación perfecta para dormir

Conseguir la habitación perfecta para que los pequeños puedan descansar no es misión imposible. Con unas sencillas pautas, puedes lograrlo.

Es muy importante que los niños estén cómodos en su cuarto ya que les ayudará a conciliar el sueño rápidamente. Aquí van algunos consejos para conseguir la habitación perfecta para conciliar el sueño:

1.Asegúrate de ventilar la habitación cada día.

2.La temperatura ideal para la habitación está entre 16-20 grados.

3.Escoger unas buenas cortinas que no dejen pasar la luz. Esto será especialmente en verano, cuando amanece mucho más temprano.

4.Unos colores pastel o crema son lo mejor para la habitación. Los colores suaves nos relajan, por lo que es importante evitar colores neón o muy brillantes.

5.Una buena habitación insonorizada es esencial. Muchas veces el ruido entra por las ventanas, por lo que un buen cristal y una buena persiana pueden ayudar.

6.En la habitación no deberían haber aparatos electrónicos. Nada de televisores o consolas. La habitación es para dormir, no para estar jugando a videojuegos.

7.Cambiar la ropa de cama 1 vez a la semana o incluso un poquito antes es importante, sobre todo en verano. ¡Que los pequeños pasan más de 8 horas durmiendo!

8.Comprueba el estado del colchón, las almohadas y la base. El equipo de descanso siempre tiene que estar en buen estado.

9.No pongas la cama cerca del radiador ya que calentará en exceso la cama y cuando se apague la calefacción, nuestra hija o hijo podría coger frío.

Recuerda que conforme nuestros hijos crecen, quieren ir cambiando y personalizando su dormitorio. ¡Ayúdales a diseñar la habitación que quieren! Te lo agradecerán por siempre.

 

Rutina de sueño para los pequeños: éxito asegurado

Toda la familia puede beneficiarse de una buena rutina de sueño, desde los pequeños hasta lo más mayores de la casa. Una buena rutina de sueño tiene que ser constante y bien planeada para que tenga éxito.

Para poder hacerlo bien, primero tenemos que pensar en qué hora queremos irnos a dormir, y trabajar qué hacer para que llegada esa hora ya podamos estar en la cama. Será complicado acertar a la primera y cada día irán surgiendo cosas, por eso verás que necesitarás ir cambiando poco a poco algunos pasos o dedicarles más tiempo.

Aquí van algunos consejos para conseguir una buena rutina para irnos a la cama:

1.Fija un horario realista para ir a la cama. Si el pequeño no se queda dormido hasta las 9 o las 10, no tiene sentido empezar la rutina a las 7 de la tarde.

2.Evita las pantallas de televisión, ordenador, móvil… 1 hora antes de ir a dormir.

3.Para mejorar la rutina de sueño, bajar persianas, cerrar cortinas y evitar que haya luz en la habitación es esencial para promover la melatonina (hormona del sueño).

4.Realiza actividades que no sean excesivamente estimulantes físicamente antes de ir a la cama como colorear, jugar con legos, un puzzle…

5.Los productos lácteos son ideales para la cena ya que tienen un efecto relajante en los pequeños. Evitar productos con mucha azúcar también es importante.

6.Un baño con agua caliente puede ser perfecto para mejorar la rutina de sueño. El baño incrementará la temperatura corporal y ayudará a relajar al pequeño.

7.Sigue siempre el mismo orden en la rutina de sueño, por ejemplo: hacer un pipí, lavarnos los dientes y ponernos el pijama.

8.Una vez en la cama lee un cuento a tu hijo/a, habla del día o de algo que ocurrirá al día siguiente, o simplemente dile lo importante que es en tu vida y lo mucho que te gusta verle sonreír.

9.Un beso y un abrazo de buenas noches nunca puede faltar. ¿Acaso tú no los pedías de pequeño?

10.Despiértalos a la misma hora cada mañana para fortalecer su reloj interno.

La habitación de tu peque es un rincón especial que debe adaptarse a sus necesidades y a su crecimiento. La iluminación, la elección de los colores, la disposición de los muebles y el tipo de cama que elijas son importantes para crear un espacio que le permita jugar o dormir de manera tranquila y segura.

Por ello, te damos unos sencillos pasos para que aciertes con la elección de su espacio personal.

Igual de importante es el sueño para ti como lo es para tu hijo. Bajo esta premisa, Ecus Kids te aconseja sobre las pautas de descanso que debes seguir con tu pequeño para lograr un buen ambiente en casa y sobre todo para velar por su crecimiento y por tu bienestar y el de tu pareja. Los niños deben aprender a conciliar el sueño cuando llega la noche y coincidiendo con tus horas de sueño. Esto, evidentemente, no siempre es posible, sobre todo en los primeros meses de vida del pequeño, por lo que un buen remedio, si tienes que atender a tu hijo durante la noche, es echar una pequeña siesta.

La rutina antes  del sueño

Existen determinadas pautas que nos pueden ayudar a estimular la llegada del sueño. Es importante establecer una rutina tanto para vosotros como para el bebé y un buen momento para comenzar con ella, según los especialistas, es a partir de la 6 u 8 semanas. Existen pasos básicos que os ayudarán a conciliar vuestro descanso con el suyo.

Déjalo jugar por la tarde. Así descargará la energía acumulada.

La hora del baño. Un buen baño, con su juguete favorito, lo relajará y hará que esté calentito y limpio. Si el niño se pone nervioso durante los baños o no los disfruta, lo mejor sería eliminarlos del ritual nocturno.

Ponerse el pijama. Este momento es una buena oportunidad para hablar con él. Este último contacto del día entre padre e hijo favorece su maduración psicológica y física, además de reforzar vuestro vínculo afectivo. Podéis hacer balance del día, de aquellas cosas positivas que ha aprendido, preguntarle por sus juegos y charlar sobre las expectativas para el día siguiente.

La Guía del Sueño de Ecus Kids

En Ecus Kids trabajamos para ofrecer sistemas de descanso que respondan a las necesidades de cada una de las etapas de crecimiento de niños y niñas. Para crear una marca especializada en el descanso y sueño infantil. Una labor, marcada por las necesidades y miedos con los que se encuentran  los padres, primerizos o no, ante el crecimiento y bienestar de sus pequeños.

Sin duda, el sueño es esencial en sus primeras etapas de vida y no podemos olvidar que un correcto descanso es imprescindible para su desarrollo físico y psicológico. Sin embargo, no es tarea fácil que el niño adquiera una rutina de sueño adaptada a su edad y son muchas las preguntas que surgen. Por este motivo, Ecus Kids va más allá de un mero fin comercial y ha editado la Guía del Sueño, con la que se pretende aconsejar a los padres sobre el sueño de sus pequeños, con el objetivo de poder reducir los trastornos que influyen negativamente en el descanso de sus hijos y, por tanto, en el suyo propio.

colchones minicuna y colchones para cunas de bebes de Ecus Kids

Los colchones de cuna y minicuna de Ecus Kids

Las necesidades de los más pequeños son diferentes a las de los adultos, incluso diferentes durante la etapa de la minicuna, la de la cuna y la de su primera cama. Por ello, ecus kids ha decidido cuidar de tu bebé y diseñar diferentes tipos de colchones. Cada uno de ellos destinados a una edad o una necesidad, también teniendo en cuenta las pautas de una sociedad en la que cada vez más, se prima el tiempo dedicado a la familia sobre el tiempo dedicado a la limpieza.

Pero, Ecus no desea quedarse aquí,  y queremos firmar este compromiso contigo en el que sigamos soñando juntos para innovar y mejorar nuestro entorno. En EcusKids, especialistas en el descanso del bebé, diseñamos y creamos productos que garantizan un correcto y saludable descanso para tus hijos incorporando grandes y pequeñas soluciones tecnológicas, que muchas veces no se ven, pero que siempre, siempre, se notan.

Algunos tratamientos aplicados a los colchones para cuna y minicuna de ECUS KIDS

  • El tratamiento Acaria-Free crea una barrera que evita la aparición en los tejidos de microorganismos resistentes al lavado como hongos, bacterias y ácaros. Así, se elimina el riesgo de irritaciones en la piel, asma y problemas respiratorios.
  • Todos los colchones cuna y colchones minicuna de Ecus están fabricados con tejidos y materiales que no dañan la salud de tus hijos. A esto los expertos lo llaman el certificado europeo OEKO TEX estándar 100 clase 1, nosotros “nuestra primera exigencia”.
  • Registrado por Ecus, el sistema de muelles independientes multispring se adapta perfectamente al cuerpo, peso y tamaño de tu hijo.
  • Sabemos que las manchas y la humedad en los colchones para cunas de bebes o de camas niño pueden llegar a ser habituales. Por eso, nuestros productos cuentan con un tratamiento antimanchas que, a su vez, impide a la humedad penetrar en el interior del colchón.
  • Tejido biodegradable cuatro veces más transpirable que el algodón. Así, tus hijos duermen mejor y entre todos ayudamos a darle un respiro al planeta.
  • Tejido muy adaptable, de gran flexibilidad y altamente resistente. Permite una máxima ventilación y eliminan la humedad corporal, logrando una estabilidad térmica que facilita un sueño más profundo y sereno.

¡Visita La web oficial de Ecus Kids y conoce todos nuestros productos para el descanso de tu bebé!

Buscando el mejor somier para el descanso infantil

Los colchones ECUS KIDS están diseñados para crecer junto a tus hijos, adaptándose a sus necesidades y edad.  Son varios los modelos que te ofrecemos además de que están tratados con los últimos sistemas e innovaciones tecnológicas. Si es importante que los niños descansen sobre una superficie firme que mantenga su cuerpo en la posición adecuada, también lo es que el colchón se sitúe sobre una estructura que permita mantener sus propiedades el mayor tiempo posible.

Sabemos que también para los padres es una preocupación elegir el mejor somier o el que se adapte más a vuestras necesidades por lo que os damos algunos datos al respecto además de explicaros las principales ventajas de INNOVA, el somier más adecuado para el descanso de vuestro hijo.

Somier innova precios comprar oferta baratos

Somier

¿Qué tipo de Somier o Base tapizada es la más adecuada para el colchón de mi hijo?

En Ecus Kids disponemos de diferentes tipos de superficies compatibles con todos los colchones Junior. La elección de la misma dependerá de las necesidades o preferencias de los niños y padres. El somier Innova es la estructura más sencilla que acompaña a los colchones Junior de Ecus. Las bases junior tapizadas disponen de una estructura interior reforzada que aporta un grado de firmeza perfecto para cuidar la salud de los niños y favorece la conservación más correcta del colchón. Además, se pueden elegir los tejidos de la base acorde al diseño de la habitación de los niños.

Otra de las opciones para combinar con los colchones Junior Ecus Kids son el canapé junior abatible o el canapé abatible tapizado BAMBINO. El colchón descansa sobre la tapa superior tapizada del canapé que proporciona máxima firmeza y robustez. Su gran capacidad de almacenaje y durabilidad, gracias a su estructura interior metálica, lo convierten en una de las apuestas más acertadas.

El Somier Innova

Este somier es el más firme de Ecus, es también el más compatible de ECUS con los colchones para bebés o infantiles. Además, posee el grado adecuado de flexibilidad que asegura el mejor descanso. Sus láminas anchas en madera de haya están acabadas con material antideslizante y antihumedad que impide la aparición de moho (muy importante para su salud), a la vez que soportan todo el peso de los niños saltando sobre la cama (pudiendo incluir una pata central).  Su bastidor exterior de acero tiene un tratamiento anticorrosión, haciendo de este somier un articulo infantil sano y duradero. Posee además diferentes modelos de patas para combinar con el estilo de la habitación infantil.

El Somier Innova también puede ser un somier para camas nido.

donde comprar el somier para camas nido innova de ecus

Somier para camas nido Innova

 

Moises para bebés

Durante los primeros meses, los pediatras recomiendan acostar al bebé en un moisés porque en este espacio, mucho más limitado que el de la cuna, se siente más protegido. El moisés para bebés se puede usar hasta el momento que el niño crezca lo suficiente y no tenga espacio; generalmente su uso se limita hasta el tercer o cuarto mes. Hasta hace poco se aconsejaba que al salir del centro hospitalario, el niño durmiera en su habitación o que durmiera en la habitación de los padres hasta el mes de vida. Hoy se aconseja que los bebés permanezcan en la habitación de los padres por más tiempo en su moises, hasta los 4 o 5 meses de vida. De esta manera y al estar cerca de la madre, se hace más fácil la lactancia durante la noche (cómodo para el y para ella), y además hay estudios que observaron que era una manera de prevenir la muerte súbita del lactante.

Estas son recomendaciones, que os ofrecemos desde ECUS KIDS, pero que evidentemente cada familia debe evaluar atendiendo a sus necesidades y gustos.

colchon para minicunas PETI donde comprar

Funciones de un moises para bebes

La principal función es la de proteger al recién nacido en los primeros meses ayudándolo a adaptarse a su espacio exterior. Su reducido tamaño hará que el bebé se sienta más protegido después de salir de la barriga de su madre. Con sus manos podrá tocar los laterales del moisés y no se sentirá desprotegido. Además facilitar el tránsito a la cuna.

Ventajas de la minicuna o moises para bebés

Una de las principales ventajas es la de tener cerca al bebé. Esto no sólo nos facilita las tomas nocturnas, sino que también nos permite tenerlo controlado durante la noche, controlando si se siente molesto por algo o si duerme correctamente.

¿Qué producto Ecus Kids es el más indicado para los primeros meses del bebé?

Nuestro producto más especializado para la primera etapa del bebé es el colchón de minicuna PETI. Fabricado con un suave tejido transpirable, cuida la piel y el crecimiento del bebé. Está diseñado según las recomendaciones de la Fundación para la Prevención de la Muerte Súbita (FSID) y es apto para bebés prematuros. Además cuenta con el innovador sistema antibacteriano Aegis, que protege al bebé de ácaros y hongos.

Los beneficios de amamantar a tu bebé

Aunque la lactancia materna es un asunto muy personal y que depende de la decisión de los padres, desde ECUS KIDS queremos informaros sobre las ventajas y beneficios tanto para la madre como para el niño de la misma. Tanto la Asociación Española de Pediatría como la Organización Mundial de la Salud indican que es la mejor alimentación que puede tener un niño durante sus primeros seis meses de vida.

Además de los beneficios psicoafectivos y nutricionales que proporciona, la leche materna inmuniza al lactante contra diversas infecciones y le protege de futuros males como obesidad, diabetes o afecciones cardiovasculares. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la leche materna es el mejor alimento que la madre puede ofrecer al recién nacido durante sus primeros seis meses de vida. A partir de entonces se puede continuar con el amamantamiento durante el tiempo que la madre desee siempre, apuntan, junto con la introducción del resto de alimentos.

Beneficios de la lactancia materna para el bebé

  • Tiene la composición ideal para el bebé y se adapta, variando la proporción de nutrientes, a medida que el niño crece; también cambia la proporción de nutrientes durante el día y es distinta al principio y al final de la toma.
  • Es rica en hierro que se absorbe mejor que el de la leche artificial y su proporción de calcio/fósforo es más adecuada.
  • El bebé la digiere prácticamente sin problemas.
  • Los bebés que toman pecho padecen menos estreñimiento.
  • Protege al niño de infecciones (bronquitis, gastroenteritis, otitis, meningitis) porque la leche materna es rica en inmunoglobulinas (defensas que la madre pasa al bebé).
  • Protege de la muerte súbita del lactante.
  • Protege de enfermedades futuras: asma, alergia, obesidad, diabetes, colitis ulcerosa, Crohn, arterioesclerosis e infarto de miocardio.
  • Los bebés alimentados al pecho tienen menos caries y deformaciones dentales.

Susurrarle, acariciar tu tripita, cantar o ponerle música puede ayudar a establecer lazos entre tu bebé y tú, además de acercarle al mundo exterior cuanto aún está en el vientre materno. Se ha hablado mucho sobre los beneficios para el niño de escuchar música durante el embarazo y existen investigaciones científicas al respecto.

Muchos especialistas coinciden en que el tono de una voz calmada o de nuestra sinfonía musical favorita ejercen el mismo efecto en bebés que entre niños y mayores: relajan, ayudan a mejorar el ánimo y proporcionan un estado de bienestar similar al de otros métodos de relajación. Es fundamental además que la música ejerza el mismo efecto relajante sobre la mamá que sobre el pequeño: no se trata tanto de seleccionar melodías clásicas, sino de disfrutar de piezas que nos hagan sentir bien, ajustándose a nuestra preferencia personal. Eso sí: cuida siempre de que el volumen no sea excesivamente elevado.

¿Cuándo debemos empezar con la estimulación musical?

Según los especialistas, el cerebro de un bebé se desarrolla plenamente durante la segunda mitad del embarazo. El aparato auditivo se termina de desarrollar aproximadamente al tercer mes y medio, a partir de ese momento comienza a captar los sonidos intrauterinos y entre el cuarto y quinto mes se encontrará apto para captar sonidos del exterior, a partir de esta etapa ya puede ser estimulado por los diferentes sonidos. Debemos destacar como curiosidad que los sonidos dentro del útero son diferentes a como los podemos oír nosotros, ya que los atenúa el líquido amniótico y antes de llegar al feto deben atravesar la pared abdominal de la madre.

Un niño con un sueño conflictivo puede convertir la vida de toda la familia en  un problema. Duerma el niño solo, acompañado, sean dificultades de descanso durante la noche o en las siestas, lo más importante es que los padres sepan reconocer el problema y sepan cómo resolverlo. Algunas claves para detectar que el niño tiene problemas con el sueño:

Cuesta mucho que el pequeño se duerma

Se despierta varias veces durante la noche

La falta de sueño repercute en su estado de ánimo y le produce estrés tanto al niño como al resto de la familia.

chico durmiendo niño dormido descansando dormir niños

Ante este tipo de circunstancias existen varias rutinas o consejos que pueden ayudar a normalizar la situación:

Los profesionales aconsejan comenzar con el aprendizaje a partir de los seis meses.

Es necesario que el niño aprenda a dormirse sólo. Si el bebé o el niño relaciona ir a dormir con ser acunado o tomado en brazos nunca aprenderá a hacerlo solo.  Es más adecuado que el pequeño relacione este momento del día con algún peluche que le acompañe en la cama.

Si se despierta durante la noche, intenta acariciarle para que siga durmiendo, si lo coge en brazos enseguida, el niño lo tendrá como un hábito.