• English
  • Español
  • Français
Menu

Un buen colchón necesita de un buen somier

Sabemos que para el correcto descanso y crecimiento de nuestros hijos es fundamental que lo hagan sobre un buen colchón, ya que en él van a pasar gran parte de las horas del día.

Somier Canape y base tapizada

Pero, tan importante es el colchón sobre el que descansan nuestros pequeños como el somier sobre el que éste se apoya. Ambos deben complementarse para lograr el mejor sistema de descanso que garantice el correcto desarrollo de nuestros hijos.

Porque un buen sistema de descanso es sinónimo de salud para los más pequeños, ya que garantiza una correcta posición de su columna vertebral, favoreciendo así su bienestar diario.

Pero, ¿Qué tipo de somier o base es la más adecuada para el colchón de mi hijo?

Elementos de los que se componen las camas niño

A la hora de decidir cómo será la habitación de nuestros hijos, y definir todos los elementos de los que se componen las camas niño, debemos centrar la mayor parte de nuestra atención en la cama, ya que en ella recuperarán toda la energía para jugar, aprender y, sobre todo, crecer sanos y felices.

Un colchón especializado, un somier, canapé o base tapizada sobre la que descansará el colchón, cabeceros antigolpes, una sábana bajera protectora, una almohada especializada… Estos son los principales elementos de los que se componen las camas niño. Pero, ¿qué características debemos tener en cuenta en la elección de estos elementos?

El colchón para las camas niño

En primer lugar debemos centrar toda nuestra atención en la elección del colchón en las camas niño.  Elegir el colchón adecuado hará que favorezcamos el descanso de nuestros hijos haciendo que los beneficios del colchón ayuden a su sano crecimiento. Debemos tener el cuenta la edad, tamaño y peso del niño. Las necesidades de los niños cambian según van creciendo, por eso mismo también debe hacerlo su espacio de sueño, adaptándose siempre a sus necesidades. En Ecus Kids disponemos de colchones infantiles divididos por etapas de crecimiento: de 0-24 meses, de 2-4 años, de 4-8 años y + de 8 años.

El soporte o base  y cabecero para las camas niño

En segundo lugar, un buen colchón siempre debe descansar sobre una base especializada que maximice sus beneficios. En este caso la elección dependerá de nuestras preferencias: un clásico somier para una cama sencilla, un canapé para ahorrar espacio o una base tapizada acorde a los colores y tejidos del resto de elementos de la habitación infantil. Junto a esta base, podemos elegir divertidos cabeceros antigolpes con refuerzos de espuma que, además de proteger al niño durante el sueño, darán un toque divertido y desenfadado a su espacio de sueño.

La sabana bajera y protectos del colchón

Por otra parte, la protección del colchón es una preocupación común entre los padres. Cuidando y protegiendo el colchón podemos alargar la su vida útil y sus beneficios. Para ello debemos hacer uso de otro elemento indispensable: la sábana bajera protectora. Este tipo de sábanas nos ayudarán a proteger tanto al niño como al colchón, creando un espacio impermeable a la vez que transpirable.

Las almohadas en las camas niño

Por último, y para completar el espacio de descanso perfecto, debemos elegir una almohada adecuada al tamaño y edad de nuestros hijos. La almohada debe ayudar a disminuir la tensión y las presiones musculares del cuello logrando un descanso perfecto. En Ecus Kids podrás elegir entre almohadas con tacto de pluma, visco o fibra según las necesidades de tu peque.

¡Descubre todos los productos Ecus Kids en nuestra web!

Toda la información sobre camas niño, camas niña y camas nido de ECUS KIDS