• English
  • Español
  • Français
Menu

Rutina de sueño para los pequeños: éxito asegurado

30 junio 2017,   By ,   0 Comments

Toda la familia puede beneficiarse de una buena rutina de sueño, desde los pequeños hasta lo más mayores de la casa. Una buena rutina de sueño tiene que ser constante y bien planeada para que tenga éxito.

Para poder hacerlo bien, primero tenemos que pensar en qué hora queremos irnos a dormir, y trabajar qué hacer para que llegada esa hora ya podamos estar en la cama. Será complicado acertar a la primera y cada día irán surgiendo cosas, por eso verás que necesitarás ir cambiando poco a poco algunos pasos o dedicarles más tiempo.

Aquí van algunos consejos para conseguir una buena rutina para irnos a la cama:

1.Fija un horario realista para ir a la cama. Si el pequeño no se queda dormido hasta las 9 o las 10, no tiene sentido empezar la rutina a las 7 de la tarde.

2.Evita las pantallas de televisión, ordenador, móvil… 1 hora antes de ir a dormir.

3.Para mejorar la rutina de sueño, bajar persianas, cerrar cortinas y evitar que haya luz en la habitación es esencial para promover la melatonina (hormona del sueño).

4.Realiza actividades que no sean excesivamente estimulantes físicamente antes de ir a la cama como colorear, jugar con legos, un puzzle…

5.Los productos lácteos son ideales para la cena ya que tienen un efecto relajante en los pequeños. Evitar productos con mucha azúcar también es importante.

6.Un baño con agua caliente puede ser perfecto para mejorar la rutina de sueño. El baño incrementará la temperatura corporal y ayudará a relajar al pequeño.

7.Sigue siempre el mismo orden en la rutina de sueño, por ejemplo: hacer un pipí, lavarnos los dientes y ponernos el pijama.

8.Una vez en la cama lee un cuento a tu hijo/a, habla del día o de algo que ocurrirá al día siguiente, o simplemente dile lo importante que es en tu vida y lo mucho que te gusta verle sonreír.

9.Un beso y un abrazo de buenas noches nunca puede faltar. ¿Acaso tú no los pedías de pequeño?

10.Despiértalos a la misma hora cada mañana para fortalecer su reloj interno.