• English
  • Español
  • Français
Menu

¿Qué es el objeto transicional?

21 novembre 2011,   By ,   0 Comments

A partir de los seis meses los niños se vuelven cada vez más independientes, sin embargo, también aumenta en ellos la incertidumbre respecto a separarse de sus padres. A medida que crece, el bebé se da cuenta de que su madre no puede estar siempre a su lado, y que empieza a depender de otras personas. Se pone nervioso cuando uno de sus padres desaparece y llora para intentar que vuelva.

Puede ser un momento difícil, llamado ansiedad de separación, al pasar de la dependencia a la independencia y, para resolver esa tensión existe el llamado objeto transicional que proporciona tranquilidad al bebé con algo que llena el vacío, algo que le recuerda a sus padres y a sus atenciones. Cuando está cansado le ayudará a conciliar el sueño, durante una separación lo tranquiliza, si está enfadado lo consuela y si está en un lugar extraño le ayuda a sentirse como en casa.

Colocarle peluches o tejidos suaves al tacto a su lado le familiariza con él y en poco tiempo escogerá el que más le guste. Funcionan, en parte, porque son agradables al tacto: son suaves, blandos y finos. También funcionan debido a la sensación de familiaridad que transmiten. Estos « amores » tienen el aroma de lo conocido y traen recuerdos del bienestar y la seguridad que proporciona el hecho de estar en la propia habitación. Por ello, trasmiten la sensación de que todo va a ir bien y lo confortan, pero la diferencia es que él mismo lo maneja, está bajo su control. Algunos niños siguen llevando su objeto de transición hasta los tres años o más.

Contrariamente a los mitos de la sabiduría popular, según la cual estos objetos son una señal de debilidad e inseguridad y, por lo tanto, deben desaconsejarse, los objetos de transición pueden ser tan útiles que vale la pena escoger uno e incluirlo en el ritual de la hora de acostarse. Una precaución: es aconsejable tener por lo menos dos objetos idénticos. De esta forma se puede lavar uno mientras el niño tiene el otro evitándole el “susto” de que su amigo « le ha abandonado ».

    Leave a Reply