• English
  • Español
  • Français
Menu

La hora de irse a dormir

24 août 2011,   By ,   1 Comments

La empresa Ecus Kids me ha dado la oportunidad de colaborar con ellos escribiendo mi experiencia sobre el descanso infantil. Hace unos días os comentaba como influye el descanso y el sueño en la memoria y en el aprendizaje, hoy quiero analizar con todos vosotros la temida “hora de irse a la cama”.

Sleeping baby, Nene durmiendo, niño durmiendo con su mama

Nene durmiendo

Para el enano esa hora casi siempre es  la misma, puede variar media hora arriba o abajo pero no se descontrola demasiado. En invierno ronda las nueve y media, en verano las diez y media u once. La diferencia se debe básicamente al número de horas de luz, en invierno es menor y a las seis de la tarde ya es de noche, en verano son las nueve y aún hay mucha claridad. También influye que en invierno tiene guardería y papá trabaja, en verano estamos de vacaciones…

Los fines de semana tampoco somos tan rígidos y depende de lo que hagamos, si estamos con los primos o con amigos, o nos hemos ido a cenar fuera, pero solemos darle más margen y acostarle un poquito más tarde.

No sé que pasará con el resto de niños pero en el mío eso de “si lo acuesto más tarde más tarde se levantará” no funciona al 100%. Por norma suele dormir hasta las ocho, ocho y cuarto en invierno y en verano hasta las nueve, nueve y cuarto. Si algún día lo acostamos más tarde como mucho aguanta en la cama hasta las diez, no más, luego, eso si, lo recupera con sus siestas. Respecto a eso también hay diferencia, en verano son mucho más largas. En el pueblo hemos tenido siestas de cuatro horas, en invierno no solemos pasar de las dos horas. Al final prácticamente duerme casi el mismo número de horas todo el año, alguna más en verano pero claro también la actividad es mayor en esta época del año.

¿Y el ritual para que se duerma? Pues hemos tenido de todo y ha ido variando según ha ido creciendo. Al principio era en brazos y cantándole. Luego pasó a que sólo se dormía con su padre. Cantidad de niños acaban durmiendo con su mama. Más tarde evolucionamos a que se dormía en su cama pero le tenías que cantar estando de pie. También hemos tenido una época en la que se dormía colechando y luego lo pasábamos a su habitación. Ahora se duerme solo, con su perrito Pepe.

También para esto ha habido diferencia entre el sueño nocturno y las siestas. Las siestas desde siempre las ha dormido sin problemas solo, dejábamos al nene durmiendo en la cuna o luego en su cama y se dormía. Era  con el sueño nocturno en el que hemos tenido que ir amoldándonos a lo que no ha ido pidiendo en cada etapa.

¿Cuál es vuestro hora y ritual para ir a la cama?


1 Comment:

  1. Sebastián Espuny dit :

    Totalmente de acuerdo!!

Leave a Reply