• English
  • Español
  • Français
Menu

Firmeza de los colchones viscoelástica

23 octobre 2012,   By ,   0 Comments

La elección de un colchón no es fácil y esta tarea se complica si se trata de un colchón para nuestro hijo. En el sector del descanso existen diferentes materiales para la elaboración de un colchón. Estos pueden ser de muelles, látex, espuma o viscoelástico. En Ecus Kids queremos ayudaros en esta importante adquisición, ya que un sueño saludable es importantísimo para el crecimiento y bienestar de vuestro hijo. Hoy nos centraremos en el colchón viscoelástico, un material del que se han demostrado sus propiedades innovadoras para aliviar la presión del cuerpo.

La firmeza, una elección importante

La elección del colchón para nuestro hijo  depende de la edad y tamaño del niño. En cuanto a la firmeza, un colchón demasiado duro es tan perjudicial como uno excesivamente blando e inconsistente. El colchón debe ser firme y prestar apoyo a toda la columna (incluida la zona lumbar que es la que más puede llegar a sufrir) cuando se está acostado en la cama boca arriba, de manera que se distribuya la presión del cuerpo de forma adecuada, las piernas deben quedar a una altura idónea (ligeramente elevadas) de manera que se favorezca la circulación sanguínea durante el sueño.

El material viscoelástico toma la forma de nuestro cuerpo al acostarnos y tarda unos segundos en desaparecer cuando el usuario cambia de postura, de ahí que se suela conocer popularmente como el colchón con efecto memoria. Esta característica hace de estos colchones los idóneos por la reducción de la presión corporal que el material viscoelástico proporciona consiguiendo un gran confort. En el caso de los bebés esta cuestión toma mayor importancia ya que se puede evitar la cabeza plana. Es el caso de los colchones MIMO y TUCA, en los que la capa superior de Visco Active reduce la presión que ejerce el peso de la cabeza del bebé.

Ecus Kids trabaja por y para el descanso y para ello usa los últimos avances e innovaciones en sus colchones. Un buen ejemplo son los tratamientos especiales que se aplican a la fabricación de sus colchones de viscoélastica. Este material utilizado en colchones ofrece un descanso altamente saludable, puesto que es adaptable, con firmeza media y no transmite ni el frio ni el calor. Los colchones de viscoelástica se adaptan a la forma del cuerpo, repartiendo uniformemente las presiones y generando una sensación de ingravidez.

    Leave a Reply