• English
  • Español
  • Français
Menu

¿Qué es el látex? Alergias y alternativas

02 November 2012,   By ,   0 Comments

Últimamente se habla mucho del látex y de otros materiales para la producción de colchones. Los hay de látex, muelles, viscoelástica, espuma y la combinación de varios de estos materiales. La elección es complicada por su importancia, ten en cuenta que un  tercio de nuestra vida transcurre en la cama y por lo tanto hay que darle importancia al descanso.  Este tiempo de descanso es el fiel reflejo de nuestro comportamiento y estado de ánimo durante el desarrollo de nuestro día a día. A priori te damos algunos consejos básicos. No alargues más de lo recomendado la vida del colchón, ya que con el paso del tiempo este se va deformando,  no escatimes en la compra de tu equipo de descanso, contémplalo como una inversión en salud. Y sobre todo piensa que  un buen equipo de descanso consigue aliviar en gran medida  problemas tan frecuentes y molestos para nuestra vida diaria como los dolores de espalda o insomnio. Todos estos consejos deben ser seguidos con rigurosidad si se trata del descanso de un bebé o un niño.

Ahora hablaremos del látex natural y de un problema frecuente como es el de las alergias.

Según la Asociación Española de Alergia al Látex, los tres nombres, látex, caucho y goma, se pueden aplicar a materiales naturales y a materiales sintéticos. Los que producen la alergia son los naturales, es decir aquellos que proceden de especies vegetales, y hay más de 200 especies que tienen proteínas similares a las del látex. Algunos ejemplos son: el níspero, la higuera, el ficus, la flor de pascua. Pero la especie vegetal más conocida productora de látex, caucho, goma es un árbol llamado “Hevea Brasiliensis” conocido también como “Árbol del Caucho”, ya que es el que más proporción de este material contiene en su composición final.

¿Dónde se encuentra el látex?

Pues además de en guantes, globos, colchones y preservativos, en más de 40.000 productos, algunos ejemplos: pelotas, muñecos, manillares de bicicletas, salpicaderos de coches, accesorios de piscina, mangos de raquetas, bayetas, cepillos de barrer, elásticos de ropa, suelas de calzado, ratones de ordenador, pavimentos, adhesivos, juntas de ventanas y puertas, pasamanos… Y dentro del ámbito sanitario: vendas, apósitos, catéteres, drenajes, mascarillas, guantes, sistemas de sueros, tapones de viales de medicación, y así hasta un sinfín de productos.

El problema que produce el látex, goma, caucho es, que por usarlo de forma continua y habitual, hace que determinadas personas se sensibilicen a él y lo reconozcan como un “enemigo” del que se defienden con manifestaciones del tipo de urticarias, inflamaciones, lagrimeo, estornudos, moqueo, tos seca, dificultad respiratoria y, hasta poder sufrir un shock anafiláctico, es decir, el caucho, látex, goma natural produce una alergia.

Una buena alternativa a este material pueden ser los colchones viscoelásticos

El colchón viscoelástico puede ser una muy buena alternativa al látex, ya que al ser un producto sintético, es más duradero y menos delicado que este primero.  El material viscoelástico toma la forma de nuestro cuerpo al acostarnos y tarda unos segundos en desaparecer cuando el usuario cambia de postura, de ahí que se suela conocer popularmente como el colchón con efecto memoria. Esta característica hace de estos colchones los idóneos por la reducción de la presión corporal que el material viscoelástico proporciona consiguiendo un gran confort. En el caso de los bebés esta cuestión toma mayor importancia ya que se puede evitar la cabeza plana. Es el caso de los colchones MIMO y TUCA, en los que la capa superior de Visco Active reduce la presión que ejerce el peso de la cabeza del bebé, además evita alergias e irritaciones.

    Leave a Reply