• English
  • Español
  • Français
Menu

Dormir a los dos años

01 December 2011,   By ,   0 Comments

Hasta los 18 meses de edad la mayoría de los niños suelen ser “dominables” e incluso, fáciles de llevar. A partir de esa edad y hasta los cuatro años muchos de ellos cambian su comportamiento radicalmente: se vuelven negativistas, oposicionistas y desafiantes. El “no y mío” son sus palabras preferidas. A esto lo llamamos los “terribles dos”.

dormir a los dos años - terribles dos

Dormir a los dos años - Terribles dos

Pero, ¿qué pasa con los niños a los 18 meses? Descubren que pueden rechazar y oponerse a lo que se les pide, que tienen el poder de rechazar o hacer lo contrario de lo que pedimos.  Dormir a los dos años – Terribles dos

A esta edad, bebes de 12 a 18 meses , ningún niño quiere irse a dormir. Meterse en la cama significa perderse la actividad de su entorno, separarse de los padres y tener que afrontar la noche solo. Si se le deja elegir, se pasaría toda la noche posponiendo la hora de acostarse. Un cuento más, otro beso, un poco más de agua – utilizaría todas las estratagemas para intentar que alguien se quede con él. Sin embargo, el ritual para dormir debería acabar con el niño tranquilo pero despierto, dentro de la cuna y listo para recibir su beso de buenas noches.

De repente, algunos empiezan a despertarse casi tan a menudo como cuando eran más pequeños. Los cambios en la rutina diaria son la causa más frecuente de estos despertares nocturnos (cambio de habitación o de cama, la pérdida de su peluche, juguete o sábana favorita, dormir fuera de casa, enfermedad, dentición, etc.). Además, entre los doce y los catorce meses empiezan a tener pesadillas, sobresaltándoles y asustándoles.

Lamentablemente, la resistencia a irse a la cama puede reaparecer cuando los padres ya creían que el “tema” de irse a dormir ya estaba resuelto. Esto es así, no den nunca por supuesto que un niño de poco más de un año va a dormir toda la noche de un tirón, no hay que bajar la guardia y tomárselo con paciencia, ya que a los dos años muchos niños se vuelven tozudos como mulas.

Leave a Reply