• English
  • Español
  • Français
Menu

El colchón cuna de viaje y las vacaciones

04 diciembre 2014,   By ,   0 Comments

Repasamos algunos aspectos importantes a la hora de viajar con los más pequeños. Para hacer el viaje más cómodo para él y en consecuencia para los papás.

¿Es demasiado pronto para viajar?

En sus primeros meses de vida, la sensación de movimiento en los medios de transporte puede ayudar al niño a dormir de manera placentera. Es importante asegurarse de que el bebé se encuentra en perfectas condiciones de salud a la hora de iniciar las vacaciones, ya que cualquier leve complicación o malestar del bebé no dejará a los papás disfrutar del viaje, dando lugar a preocupaciones y estrés, que es precisamente de lo que huimos durante un periodo de vacaciones. Según los especialistas los tres primeros meses de edad pueden ser el mejor periodo para viajar con el pequeño, el bebé ya no es tan vulnerable y prima la compañía y cuidado de los padres ya esté en casa o fuera de ella, ya que aún se está acostumbrando a sus rutinas. No obstante, disponer de un buen colchón cuna de viaje pude ser de gran utilidad.

¿Por qué es útil un colchón de cuna de viaje?

Un colchón cuna de viaje puede hacer las cosas mucho más fáciles para tu bebé y para ti. Si el descansa adecuadamente, los papás dormirán más tranquilos y podrán sacar todo el partido de sus vacaciones. Independientemente de las distancias, ya sea un viaje largo, visitar amigos o ir a casa de los abuelos, es posible que algunos de los espacios que vayáis a visitar no estén preparados para la visita del bebé. Por lo que siempre es útil tener a mano un colchón de cuna de viaje.

Otro factor importante es que es muy fácil de transportar, normalmente son colchones de menos altura y en muchos casos enrollables. La mayoría de los padres que prueban ya no pueden prescindir del colchón cuna de viaje.

colchón cuna de viaje mimo travel ecuskids

Importante para el bebé

De sobra es conocida la importancia de establecer una rutina adecuada para un mejor descanso del pequeño. Inevitablemente, durante las vacaciones es posible que en mayor o menor medida las rutinas establecidas para el descanso se puedan ver alteradas, un colchón cuna de viaje ayuda a minimizar el impacto que supone dormir en un lugar desconocido. Existen modelos en el mercado que se adaptan a estas necesidades. Por ejemplo, el modelo Mimo Travel 2 en 1, que permite que su colchón de cuna habitual se divida en dos pudiendo usar la parte de arriba como colchón de viaje. De esta manera, el bebé dormirá sobre la misma superficie y reconocerá su cama por el olor habitual, durmiendo como en casa en cualquier parte. Además, el material permite que el colchón cuna de viaje Mimo Travel se enrolle fácilmente para un transporte más cómodo.

colchón cuna de viaje mimo travel ecuskids

Hacer el equipaje de manera práctica

La mayoría de los padres en la actualidad tienden a llevar demasiados bultos y accesorios. Es cierto que no queremos olvidar nada cuando salimos de vacaciones, pero el exceso de equipaje puede ser contraproducente. No incluyas cosas que puedas comprar en destino. Por ejemplo, a menos que vayas a un lugar inhóspito, cosa bastante improbable viajando con un bebé, podrás comprar pañales y demás elementos de consumo perecederos al llegar a tu destino.

Simple y ligero

Utilizar ropa cómoda es útil para todos durante el viaje. En el caso del bebé una ropa fácil de poner y de quitar agilizará mucho el trámite del cambio de pañal y podréis dedicar más tiempo a la relajación. Es conveniente usar pijamitas de una o dos piezas máximo y añadir luego capas si hace frío para adaptar la temperatura del bebé.

Consulta con tu pediatra

Asegurarnos de que el bebé se encuentra en forma y listo para viajar implica seguir las recomendaciones del pediatra. En materia de medicinas, tener en cuenta cuáles pueden ser útiles durante el viaje es clave, así como llevar provisiones suficientes y asegurarnos de que la vacunación y protección del pequeño está al día.

Asegurarse de las instalaciones

Si vamos a dormir en hoteles es recomendable mantener comunicación con el mismo ante cualquier duda que pueda surgir. En el caso de llevar nuestro colchón de cuna, sería interesante asegurarse de que los hoteles pueden proveer una cuna en la habitación, y en ese caso asegurarse de las medidas de la misma.

Prepararse mentalmente

Sin olvidar en ningún caso que las vacaciones en familia son un viaje de placer, hemos de estar mentalmente preparados para afrontar una serie de cuestiones, para las cuales conviene estar relajado. Por ejemplo, si decidimos hacer un viaje por carretera, hemos de saber que llevando a un bebé, debido a los cuidados y atención que necesita el viaje va a durar más de lo previsto en condiciones normales. Manejar los tiempos para adaptar el coche, acomodar el colchón de cuna y sus sábanas, cuna etc. Son factures ineludibles a los que tenemos que acostumbrarnos aunque estemos de vacaciones.

Mantenlo entretenido

Mantener al pequeño entretenido durante el viaje, ya sea con canciones, mimos, o su juguete preferido. Cualquier cosa que haga su travesía más cómoda nos la hará también al resto. Procura protegerle del sol para favorecer una siesta durante el viaje.

Esperamos que nuestros consejos te hagan disfrutar un poco más de unas merecidas vacaciones en familia.