• English
  • Español
  • Français
Menu

El colchón de cuna Mimo está especialmente diseñado para prevenir la aparición de la plagiocefalia. La capa superior de Visco Active reduce la presión que se ejerce sobre la cabeza del bebé. Además del acolchado, también incorpora una fina capa visco en el núcleo.

Su tejido aterciopelado produce una sensación suave al tacto que favorecerá un sueño profundo y placentero.

Mimo es un colchón de cuna muy higiénico, ya que además de poder lavarse fácilmente y con sus partes por separado gracias a su cremallera perimetral, es sometido al tratamiento AEGIS, el cual supone una barrera contra los ácaros y hongos.

Todos los tejidos y rellenos del colchón de cuna Mimo tienen el certificado de seguridad Oeko- Tex.

Por un poco más, llévate la versión Mimo Travel 2 en 1, te permitirá separar la parte de arriba para llevártela de viaje, así dormirá siempre como en casa. Con Mimo Travel 2 en 1 no necesitarás comprar otro colchón de viaje.

El colchón de cuna por excelencia. El bebé descansa sobre un lecho de aire formado gracias al diseño de su núcleo de espuma HR perfilado, unido a sus tejidos altamente transpirables la circulación de aire es total.

La parte inferior del colchón de cuna Pigü está confeccionada con tejidos 3D, por lo que tiene la capacidad favorecer la evaporación, aportando también una transpiración máxima. De esta manera, el colchón de cuna Pigu se mantendrá en buenas condiciones por más tiempo, conservando el núcleo seco y limpio.

Otra de las ventajas es su lecho cuna. El colchón de cuna Pigü cuenta con barreras permietrales que mantendrán al bebé en el centro del colchón por muy inquieto que sea, dando un punto extra de seguridad.

Al ser totalmente desenfundable resulta muy cómodo a la hora de lavar, ya que se puede hacer por partes. Por eso Pigü es el colchón de cuna más vendido y más completo de la gama.

La almohada visco destaca por la calidad de sus materiales tanto en el interior como el exterior. Su funda de algodón le proporciona un tacto suave y placentero, además, no tiene cremalleras para evitar cualquier roce con la piel del bebé.

La viscoelástica es un material muy adaptable que reacciona a la temperatura y cuando se ejerce presión sobre el mismo, por ello tiene la capacidad de adaptarse al contorno ofreciendo el efecto memoria característico de este material.

Nota: Los pediatras desaconsejan el uso de almohada en minicuna

La funda Soft está diseñada tanto para la protección al bebé como la del colchón. Su uso no afecta a las propiedades del mismo, es más, se recomienda para mantenerlo en condiciones óptimas.

Gracias a su capa inferior de poliuretano micro perforado, la funda Soft aporta la transpiración adecuada permitiendo también la retención de líquidos.

No necesitarás utilizar otra sábana, la funda Soft actúa como protector y sábana bajera al mismo tiempo, le encantará el tacto suave y sus propiedades termorregulables Tencell.

Fácilmente ajustable gracias a sus bandas elásticas, lavable y con el certificado de garantía de seguridad en la elaboración de tejidos Oeko – Tex.

El colchón para cuna Flow es el colchón de alta gama por excelencia. Los esfuerzos en cuanto a su diseño se han orientado a la prevención de la Plagiocefalia por un lado y al control de la temperatura por otro.

La prevención de la Plagiocefalia se consigue reduciendo la presión ejercida en puntos estratégicos, como es la cabeza del bebé. En este sentido, el modelo Flow dispone de un núcleo muy especial diseñado con muelle ensacado en una talla acorde al peso del bebé. Los micro muelles ensacados responden de manera independiente cuando se ejerce presión sobre los mismos, aportando un alto grado de adaptabilidad.

El control de temperatura lo aporta tanto el núcleo como su tejido Feran Ice® altamente tecnológicos. Por un lado, el micro muelle ensacado proporciona una ventilación excelente, además, en la capa superior se incorpora una malla 3D que permite la circulación del aire de manera vertical y horizontal. En cuanto al tejido Feran Ice®, se trata de un tejido con propiedades que permiten reducir la humedad, disipando el calor y manteniendo un descanso limpio y seco durante toda la noche.

El colchón para cuna Organic garantiza que el bebé descansa sobre un lecho natural gracias a su composición de algodón orgánico certificado, cultivado libre de sustancias nocivas y pesticidas. Además el algodón proporciona un tacto suave y fresco.

El núcleo del colchón Organic es uno de los más avanzados en colchones para cuna. Su estructura perfilada con canales de aireación permite la circulación del aire de manera eficaz. El colchón par acuna Organic es también un colchón de etapas, gracias a que en cada cara de su núcleo encontramos dos tipos de firmeza que se adaptan al crecimiento del bebé.

Dotado con cremallera perimetral para facilitar el lavado por partes de su funda y tejidos certificados Oeko – Tex de máxima confianza, siguiendo unos estándares de fabricación evitando sustancias nocivas. El colchón de cuna Organic tiene una altura de 12 cm

Variedad en colchones de cuna

Seguramente al recibir al nuevo miembro de la familia estaréis muy contentos. Si se trata del primer bebé, posiblemente ya habréis elegido los colores de la habitación, algunos juguetes y demás accesorios. Si caemos en la cuenta de que desde el nacimiento hasta los dos años el bebé pasa el 50% del tiempo en la cuna, hemos estar seguros de conocer los tipos de colchones para cunas de bebés en el mercado. Son varios los parámetros a valorar para tomar la decisión más adecuada, a continuación damos algunos consejos al respecto:

Soporte

Es importante dar el soporte adecuado al pequeño. Un colchón para cuna de bebé demasiado duro o demasiado blando puede traer consigo diversas complicaciones en su crecimiento y desarrollo. El soporte adecuado en los colchones para cuna de bebé pasa por el núcleo. El mercado de los colchones de cuna infantiles ha evolucionado mucho y encontramos bastantes soluciones adaptadas a las diferentes etapas del crecimiento, incluso colchones de cuna que  se adaptan al crecimiento del bebé.

Muelles

Los colchones de cuna con núcleo de muelles no son la opción más común y dependiendo del tipo de muelle, a pesar de económico, quizá no sea la opción más recomendable. Por ejemplo, los colchones de muelle Bonnell, el tradicional muelle de hilo continuo, se caracteriza por tener una alta firmeza y no es el material más adaptable precisamente. En las primeras etapas de la vida del bebé la cabeza es mucho más pesada que el resto del cuerpo, por ello son más recomendables los colchones de cuna con núcleos más adaptables. En su favor diremos que es una opción económica y también muy transpirable, otro de los parámetros importantes para su seguridad.

Muelle ensacado

Es uno de los soportes más comunes hoy en día en los colchones de adultos. En su versión para colchones de cuna, existen estructuras de muelles ensacados mucho más pequeños, lo que conocemos por micro muelle ensacado. Este es un tipo de muelle que se encapsula en un tejido altamente transpirable, la unión entre los distintos muelles permite que actúen de manera independiente, aportando una mayor adaptabilidad y reducción de la presión. Combinado con el acolchado adecuado pueden ser los colchones de cuna más interesantes si se va a hacer uso de cuna convertible, ya que es suficientemente adaptable para los primeros meses y no demasiado blando si se va a prolongar su por más de dos años.

micromuelle

Espuma HR

Este tipo de núcleo es uno de los más comunes, no obstante, dependiendo del diseño y la calidad de la materia prima el precio pude fluctuar considerablemente. Existen espumas de diferentes tipos para colchones de cuna, a pesar de ser un material menos transpirable que los muelles, existen diseños de núcleo con canales de aireación y estructuras que permiten reducir la presión en puntos estratégicos. Estos son colchones para cuna de bebé adaptables y seguros donde dormir plácidamente. Últimamente también está proliferando la tendencia de incluir en la fabricación del núcleo de los colchones de cuna el uso de aceites esenciales naturales, como por ejemplo los de soja o malva, estos materiales tienen propiedades hipoalergénicas muy recomendables para el descanso libre de problemas de alergias.

 Organic nucleo soja cara mayor 6Organic nucleo soja perfil

Látex

Especialmente cuando es látex 100% natural, es un material válido para colchones de cuna por sus conocidas propiedades hipoalergéncias. No obstante, es un material de alta densidad y suele ser muy pesado. Normalmente tiene una estructura perforada ya que no es uno de los materiales más transpirables precisamente, posiblemente los colchones de cuna con núcleo de látex sean los menos comunes junto con los de muelle Bonnell.

Importancia del lavado

Los colchones para cuna de bebé de calidad nos darán la oportunidad de desenfundar el núcleo para poder lavar por separado la funda. Cuidado, conviene asegurarse de las instrucciones de lavado, la cremallera perimetral puede venir muy bien para airear el colchón y comprobar el estado de su núcleo. Pero hay algunos tejidos que conviene lavar a mano o a baja temperatura. En cualquier caso, siempre es recomendable para conservar los colchones de cuna en buen estado hacer uso de un protector, buscaremos la opción más transpirable pero sin olvidar que ha de ser impermeable para evitar accidentes y que los fluidos se filtren y acaben dañando el interior.

Los tamaños

Tanto si compras primero la cuna, como si te has decidido primero por el colchón de cuna, debes tener en cuenta las dimensiones de ambos. Dependiendo del fabricante, habrán cunas que permitan unos centímetros para poder encajar a la perfección diferentes medidas de colchones de cuna, hay otros que se ciñen a las medidas exactas. Por ello en Ecus Kids encontrarás siempre variedad de medidas estándar con el fin de adaptarse a todos los tipos de cuna. Recordemos que si queda mucho hueco entre el colchón y la cuna se pueden plantear problemas de seguridad, tampoco es seguro que colchón de cuna no tiene el suficiente espacio ya que puede sufrir deformaciones.

Esperamos que este repaso por las características más importantes a tener en cuenta en la compra de colchones de cuna aclare tus dudas y ayuden a elegir con seguridad.

Utilidad del moisés para bebés

Cuando el momento de recibir al recién nacido se acerca, los papá tienden a plantearse la cantidad de accesorios que se necesitan para ofrecer el mejor de los cuidados al bebé. Planteamos hoy la necesidad o no de adquirir un moisés para bebés.

Moisés para bebés; división de opiniones

Tratando la posibilidad con madres y padres primerizos o más experimentados siempre encontramos división de opiniones con respecto a este tema. A algunos les encanta hace uso de ella y para muchos el moisés para bebés puede ser un trasto más o un accesorio inútil, todo depende del uso que se le vaya a dar y en gran medida también depende del estilo de vida de la familia y el lugar donde habitan.

El factor Hogar

Hay tantos hogares como tipos de familia. Dependiendo de las condiciones y dimensiones de nuestro hogar, tendremos unas necesidades u otras. En el caso del moisés para bebés podemos decir que los extremos se tocan, nos explicamos. En el caso de vivir en una casa grande, especialmente si tenemos diferentes alturas, el moisés para bebés puede ser la solución perfecta para llevar al bebé a la estancia que se deseé sin necesidad de despertar al pequeño o alterar su descanso, él ni se entera. Podremos subir y bajar escaleras sin tener que cargar con una cuna aparatosa y sin despertar al pequeño. Por otra parte, también el moisés para bebés representa una solución ventajosa para aquellas familias que viven en dimensiones reducidas. Seguro que hay estancias de la casa en las que se hace muy difícil encontrar espacio para una cuna, en este caso el moisés para bebés es una solución eficaz ya que se puede posar sobre cualquier superficie plana que represente la seguridad suficiente, es muy manejable.

moises para bebes basket

El factor económico

Para algunos papás la opción del moisés para bebés representa un gasto importante y consideran más oportuno emplear el dinero en otras cosas. Se entiende perfectamente que hemos de mirar por la economía y ajustar el presupuesto familiar lo mejor posible.  Hay que tener en cuenta que el uso del moisés para bebés está previsto para las primeras semanas de  vida y hasta que el bebé sea lo bastante grande como para descansar en el moisés. No obstante, si se tiene la idea de aumentar la familia puede ser que la opción de adquirir un moisés para bebés se rentabilice con los futuros hermanitos o hermanitas. Otra posibilidad es que alguien tomar prestado alguno de un familiar e invertir en un buen colchón para moisés, como por ejemplo el modelo Peti capazo de Ecus Kids y así mejorar el confort.

minicuna peti capazo colchón para moisés para bebés

Diseño

En el mercado hay multitud de opciones en cuanto a moisés para bebés. No podemos negar que es un producto atractivo y que tiene ese toque de romanticismo que recuerda a otras épocas, cuando los bebés se protegían en moisés suntuosos llenos de volantes. Es un elemento que también llama la atención de los papás.

 

Manejable

La elección de un moisés para bebés facilita mucho la vida de aquellos papás inquietos. La facilidad para su transporte hace que si tenemos que salir un momento de casa o hacer cualquier recado, el pequeño siempre estará listo para la acción. Ideal para tener movilidad sin necesidad de despegarse del bebé, siempre va contigo.

 moises para bebes

Ojo a las medidas

A la hora de elegir el colchón del moisés para bebés es importante tener en cuenta las medidas de ambos. Si adquirimos los productos por separado debemos poner especial atención en este punto ya que es difícil establecer cuál es la medida estándar. Por ello en Ecus Kids podrá encontrar los modelos Organic mini y Peti en las medidas 75 x 40 cm y 72 x 33 x cm para poder adaptarnos a las medidas del mayor número posible de fabricantes.

En definitiva la utilización del moisés para bebé puede ser conveniente para determinado tipo de familias dependiendo de una serie de factores, es un producto a tener en cuenta por su gran versatilidad.

¿Es recomendable el colchón de viscoelástica para cuna?

Si vas en busca de un colchón de viscoelástica cuna, es importante valorar una serie de aspectos que te ayudarán a tomar la decisión adecuada con mayor seguridad. En cuanto al uso del colchón de viscoelástica cuna existen numerosas preocupaciones que intentaremos aclarar en el siguiente post.

¿Qué es la viscoelástica?

La viscoelástica es un tipo especial de espuma de poliuretano . Tiene como característica principal una gran adaptabilidad, al ser un material sensible a la presión y el calor tiene una gran capacidad para contraerse y volver a su forma original una vez se libera la presión y el calor ejercido. Por ello es recomendable el uso de este material para superficies de descanso, proporcionando al usuario una sensación de gravedad cero y reduciendo los puntos de presión en comparación a otros materiales, reduciendo también la necesidad de cambios de postura y ayudando, por tanto, a un sueño más profundo y placentero.  En espumas viscoelásticas existen diferentes densidades, a mayor densidad mayor calidad y también mayor peso, pero no necesariamente firmeza o suavidad. Una viscoelástica de gran densidad conservará sus propiedades por más tiempo.

Concepto “memoria” de la viscoelástica

Un colchón de viscoelástica cuna tiene la capacidad de adaptarse perfectamente a la silueta del cuerpo y recuperar su forma original como hemos dicho, esto es lo que se conoce como “efecto memoria”.  Cuanto menos tiempo tarde el colchón en recuperar su forma original tras aplicar presión, mejor y más seguro, especialmente en el caso de que se trate de un colchón de viscoelástica cuna. Es conveniente que el colchón de viscoelástica proporcione el soporte adecuado, en el caso de los colchones para cuna es importante que no ceda demasiado con el peso del bebé, podría ser peligroso ya que el bebé necesita un soporte firme en sus primeros meses de vida.

colchón viscoelastica cuna

Colchones de viscoelástica para cunas

Existe una gran controversia en cuanto al uso de colchones de viscoelástica para cuna. La viscoelástica puede ser un material de interesante aplicación si se utilizan sus propiedades con responsabilidad en la fabricación del producto. Los colchones de viscoelástica para cuna  producen un aumento de la temperatura y éste es un factor importante para el confort y seguridad del bebé, por ello en la mayoría de casos se desaconseja este tipo de material. No obstante, existen colchones de viscoelástica cuna como Mimo, que incorporan una fina capa de viscoelástica para una adaptabilidad extra reduciendo los puntos de presión, lo cual es importante, ya que aliviando la presión en la cabeza del bebé también se reduce el riesgo de aparición de la plagiocefalia. De modo que usando un soporte de espuma HR firme en combinación con tejidos transpirables podemos tener un colchón viscoelástico de cuna seguro y transpirable sin renunciar a la adaptabilidad.

mimo travel colchon viscoelastica cuna

Rumores acerca de la viscoelástica.

Durante los primeros días tras la adquisición de un nuevo colchón de viscoelástica es posible que en algunos casos el producto libere cierto olor característico de este material. Existe la falsa creencia de que se trata de gases tóxicos, sin embargo, el olor desaparece en los primeros días y es completamente inofensivo. En cualquier caso, el importante que el colchón de viscuelástica para cuna cumpla con todos los certificados de seguridad en sus tejidos y la capa de viscoelástica sea fina. Mimo también incorpora tratamiento AEGIS que ayuda a crear una barrera a la aparición de bacterias y ácaros.

Conclusiones

No existen motivos de peso para rechazar el uso de viscoelástica en colchones para cuna siempre y cuando se tengan en cuenta una serie de parámetros en la fabricación del producto. Conviene conocer los riesgos para conseguir minimizarlos  y poder beneficiarse de las propiedades favorables del uso del colchón de viscoelástica para cuna. Porque no todos los colchones viscoelásticos de cuna son iguales.

La transición de los colchones de cuna a la cama

En la transición de los colchones de cuna a la cama no existen verdades absolutas, la clave está en adaptar este proceso de cambio para el bebé en base a sus necesidades y desarrollo para suavizar el cierre de una nueva etapa en su vida.

¿Cuándo es el mejor momento para pasar de los colchones de cuna a la cama?

La edad en la que normalmente es recomendable cambiar de la cuna a la cama es simplemente una guía. Realmente depende de las etapas del desarrollo, y en este caso no todos los niños son iguales. No obstante, la edad aproximada aconsejable para el cambio se sitúa entre los 2 y 3’5 años. Intentaremos en todo caso que no sea un cambio brusco, por lo que haremos todo lo que está a nuestro alcance para llevar a cabo una transición suave reduciendo el impacto del cambio en la medida de lo posible. Como por ejemplo usar un colchón de similares características a los colchones de cuna.

Indicadores del cambio

Existen varios indicadores que plantean la necesidad de afrontar el cambio. Observaremos en su comportamiento una mayor actividad, incluso es posible que empiece a ponerse de pie en la cuna intentando trepar para salir de ella, es entonces cuando la cuna deja de ser un lugar seguro donde dormir para el “ya no tan pequeño”. En otros casos, simplemente el tamaño del niño en contraste con las dimensiones de los colchones de cuna ya es suficiente indicador para que nos planteemos el cambio como una necesidad. De la misma forma que puede ser un proceso muy costoso para algunos niños, se trata para otros de un cambio excitante porque realmente quieren “hacerse mayores”, esta sería una gran baza a usar a nuestro favor para allanar el terreno.

Razones para cambiar de la cuna a la cama.

El cambio de los colchones de cuna a la cama normalmente va acompañado de otros cambios en la vida del niño. Cuando el niño está dispuesto a cambiar a una “cama de mayores”, puede que al mismo tiempo se esté preparando psicológicamente para ir al cole, o empieza a ir al baño solo. En el caso de que empiece a ir al baño solo, el cambio de la cuna a la cama puede facilitar las cosas, ya que una vez se acostumbre, encontrará menos obstáculos para ir al aseo sin ayuda. Hemos de animarle a asumir todos estos cambios con naturalidad, no obstante, si vemos que siente demasiada presión por hacerse mayor, deberíamos considerar retrasar los acontecimientos que estén a nuestro alcance.

La llegada de un nuevo miembro a la familia

En el caso de que un hermanito/a esté en camino y necesitemos la cuna, debemos actuar con la máxima delicadeza. Es muy probable que si se plantea de esta manera el niño se sienta desplazado y comiencen a surgir celos del bebé. Por ello conviene llevar a cabo la transición unos dos meses antes de la llegada del recién nacido o después, alentando su responsabilidad como hermano mayor. Hemos de tener en cuenta que normalmente el cambio de la cuna a la cama es un proceso más costoso para el primogénito.

Colchones de etapas: Lo mejor de los colchones de cuna y juveniles en uno.

La elección de la cama y el colchón también es clave a la hora de hacer el cambio de la cuna a la cama. Existen colchones de niño especializados que se adaptan a las distintas etapas del crecimiento del bebé. Dubi por ejemplo, ayuda a minimizar el cambio al compartir las características de los colchones de cuna en una de sus caras. Lecho cuna por un lado y características más juveniles en la otra cara, aportando más firmeza para facilitar su crecimiento a partir de los 4 años. El lecho cuna se recomienda entre los 2 y los 4 años, tiene un diseño funcional que mantiene al niño en el centro del colchón gracias a las barreras laterales integradas en el núcleo del colchón. Aportando también una gran suavidad para compartir características con su anterior colchón de cuna. Integrar su nuevo colchón en una cama de poca altura le ayudará también en su adaptación.

colchones de cuna

Reconocer sus méritos y ser partícipe.

Lleva al pequeño a la tienda cuando vayas a elegir su cama. Hacerle sentir partícipe de este proceso y tener en cuenta sus gustos hace que se despierte cierta excitación por el cambio. Deja que aporte sus puntos de vista y elija las sábanas con sus personajes de dibujos favoritos, o el color que le guste, hacerle sentir protagonista de su nuevo rol como “niño mayor”. Independientemente de lo costosa que sea la transición, debemos establecer refuerzos positivos y reconocer el mérito de los logros que vaya consiguiendo. Hacer ciertas concesiones como por ejemplo utilizar al principio la misma manta que en la cuna o mantener algunos elementos de la anterior etapa para suavizar el cambio puede ser de gran ayuda.

Dale tiempo

Si durante el cambio de la cuna a la cama vemos que no se adapta, es conveniente permitirle elegir entre su cuna y su nueva cama por un tiempo. El desarrollo cognitivo también juega un papel importante y es posible que no se sienta seguro al realizar el cambio por la ausencia de barreras. Otra opción es utilizar la cama en un principio para dormir la siesta hasta antes de afrontar el reto que supone dejar la cuna durante una noche entera.