• English
  • Español
  • Français
Menu
¿Es recomendable dormir con nuestro bebé?

A la hora de irnos a dormir con nuestro bebé, es recomendable dormir en la misma habitación durante los primeros meses de vida. Como mínimo es recomendable dormir con nuestro bebé hasta que tenga 6 meses. La Academia Americana de Pediatría recomienda sin ninguna duda dormir con nuestro bebé hasta que tenga 1 año de vida.

Sueño y crecimiento

Los padres primerizos encontrarán en este artículo la razón por la que tienen esas inmensas ojeras durante los primeros meses de vida del bebé, daremos algunos consejos para conseguir mejorar la calidad del sueño desde el nacimiento del bebé pasando por sus fases de desarrollo hasta el comienzo de la pubertad para que toda la familia descanse adecuadamente. Cuando nacemos tardamos un tiempo en poder estabilizar el ciclo del sueño, dicho ciclo viene regulado por la luz del sol. No obstante, hasta después del mes y medio de vida los bebés no empiezan a regular su horario en base a estos parámetros, lo que origina el ciclo irregular del sueño tan característico en los bebés, alterando durante el primer mes la rutina de sueño de los padres.

Recién nacidos.

Durante el primer periodo los niños se rigen por sus necesidades básicas lógicamente, la necesidad de alimentarse cada 3 horas, estar cambiados y secos para evitar irritaciones molestas y sentir el calor de la madre es primordial. Aun así, a pesar de que sea de manera irregular, los recién nacidos pueden dormir una media de más de 11 horas prácticamente. Por supuesto no existe una fórmula mágica para evitarlo, esto es algo inevitable. No obstante, podemos preparar al pequeño para el futuro identificando sus gestos para saber cuándo tiene sueño, de esta manera podremos acostarlo antes de que esté dormido por completo para ayudarle a establecer sin esfuerzo pautas que le ayuden a crear una rutina. La posición correcta en la cuna ha de ser boca arriba y colocando al bebé en el colchón que evite que quede tapado por completo por la manta o las sábanas.

ecuskids 001

De los 6 meses al primer año.

Al llegar a los seis meses, las noches se van haciendo más tranquilas para los padres. El niño deja las tomas nocturnas y puede comenzar a dormir periodos más largos durante la noche alternando con pequeñas siestas durante el día, que poco a poco irán disminuyendo hasta alcanzar el año de edad. Es clave durante este periodo empezar a educar al niño a irse a dormir a las mismas horas, hacer de este momento algo divertido para ellos. Se puede por ejemplo leer un cuento o hacerles compañía durante un rato, pero sobre todo no usar el irse a la cama como una forma de castigo. Dependiendo del niño y también de lo bien que lo hagamos en el punto anterior, la dependencia de los papás será mayor o menor.

ecus kids smsl

Entre 1 y 2 años.

A medida que los niños van creciendo se reducen las siestas. Es importante que sea así para que el sueño durante la noche sea más profundo y placentero, las siestas largas o avanzada la tarde pueden afectar a la noche, el periodo más importante para su desarrollo. También es posible que durante este periodo comiencen a aparecer las pesadillas por lo que deberemos tener paciencia extra y es muy probable que visiten la habitación de los padres con nocturnidad. Debemos intentar que vuelvan a su cama, es mejor acompañarles hasta que vuelvan a dormir que darles permiso para dormir entre los papás. Un buen ambiente que favorezca el sueño es importante, si es necesario colocaremos luces muy leves que le ayuden a orientarse.

Empieza el cole.

Es muy probable que las pesadillas persistan desde los 3 a los 5 años con más o menos asiduidad. No obstante, tendremos la ventaja de que las rutinas y horarios del colegio harán mucho más fácil alcanzar el sueño a la hora de irse a la cama. No es recomendable que vean la tele hasta justo antes de irse a dormir por la excitación que les pueda causar.

ecuskids 007

De los 6 a los 13 años.

Durante este periodo se dan numerosos cambios en la vida del niño. Se empiezan a hacer mayores y aumenta su vida social con otros niños, fiestas de cumpleaños, posiblemente empiecen a participar en alguna actividad extraescolar etc. La rutina del sueño puede verse afectada ante todo por el interés en videojuegos, televisión y demás productos tecnológicos, algo que cada vez ocurre a edades más tempranas. En sí mismos estos productos no representan ningún peligro para el descanso, si se hace un buen uso de la tecnología puede ser un buen aliado para el desarrollo y el aprendizaje, pero en ningún momento debemos dejar que se convierta en un instrumento de evasión que lleve al niño a un uso dependiente y prolongado.

Actualmente los expertos en descanso infantil recomiendan cambiar de colchon cuna en función del ritmo de crecimiento del niño. Pese a que cada caso puede ser distinto, se considera que al cumplir los 2 años de edad el niño está preparado para dejar atrás sucolchon cuna y empezar a descansar en un colchón junior donde continuar creciendo.

Con el objetivo de hacer esta cambio más sencillo y progresivo en Ecus Kids creamosDUBI, un colchón multietapa con dos caras independientes. En la primera tu hijo pasará de los 2 a los 4 años sobre un lecho cuna especial que impedirá que se caiga de la cama.

Una vez cumpla los cuatro, con solo darle la vuelta al colchón, empezará
a descansar sobre una superficie pensada para un niño más grande.

Una gran idea para ofrecer a tu hijo un colchon cuna que se adapte a las fases de su crecimiento, que crezca con él.


Primero fue el paso de su colchón de minicuna al colchón cuna. Ahora llega el día en el que empieza a dormir en su cama.

Una etapa más de su crecimiento y de su aprendizaje. Una parada más en la aventura de ser padres. Por si los necesitas te damos uno pequeños consejos.

  • Un mismo escenario: colocando su nueva cama en el lugar que ocupaba la cuna, facilitarás y acortarás el periodo de adaptación.
  • De compras juntos: es una buena idea que te acompañe a elegir su nueva cama y sus nuevas sábanas. Que tu hijo se sienta partícipe de todo el proceso hará que tenga más ganas de estrenar su cama.
  • ¡Mira ya soy mayor!: anímalo a que le enseñe su nueva cama a todas las visitas. Haz que se sienta orgulloso de “ser mayor”.



Muy bien, ahora que ya conoces algunos consejos para crear una rutina que induzca el sueño a tu bebé la pregunta es ¿existe alguna rutina que debes seguir mientras duerme? A continuación te damos algunos consejos a seguir para conseguir que duerma a pata suelta:

  • El entorno debe ser tranquilo y oscuro: el sueño implica un cambio de actividad del cerebro que se ve favorecido por un ambiente relajante.
  • La temperatura de su habitación ha de ser confortable, entre los 18 y 22 grados. Un exceso de calor o de frío propicia el despertar nocturno.
  • El ruido ambiental: durante la noche debe ser mínimo para ayudar a crear ese ambiente relajante. Durante el día, en la hora de la siesta, es conveniente que el bebé se acostumbre al ruido habitual del hogar.
  • Hambre: igual de desaconsejable es acostar al niño hambriento como sobrealimentado. En el primer caso se despertará enseguida, interrumpiendo así su descanso y tu sueño. En el segundo 19 caso, estás obligando a su estómago a trabajar durante toda la noche en lugar de descansar. Además el exceso de líquido puede interrumpir el sueño.
  • Dormirse solo: si acostumbramos al bebé a dormirse con nosotros a su lado, reclamará vuestra presencia cada vez que se despierte durante la noche. Un bebé debe aprender a conciliar el sueño sin la ayuda ni la atención continua de los padres.
  • Despertares nocturnos: no te preocupes, porque pueden llegar a convertirse en habituales. Cuando un bebé se despierta en mitad de la noche necesita que lo tranquilicemos. No pierdas los nervios, si te enfadas, sólo conseguirás que se sobresalte más.


¿CÓMO ELEGIR EL COLCHÓN ADECUADO?

La selección de un colchon cuna adecuado para vuestro hijo es una decisión importante. A continuación os damos algunas recomendaciones que debéis tener en cuenta, tanto para colchones minicuna, colchones cunas y junior:

Conoce su composición: un niño pasa de 10 a 12 horas durmiendo durante muchos 6 años por lo que es recomendable evitar colchones que contengan productos contaminantes o productos químicos que puedan desprender gases y ser inhalados. Pregunta por su composición y exige materiales no tóxicos y orgánicos que cumplan con el certificado Oekotex estándar 100 clase I. Este certificado, indicado exclusivamente para bebés y niños, te asegura que el colchón no contiene elementos nocivos ni desprende sustancias volátiles perjudiciales para su salud.

Consideraciones para la mejor elección en colchones cunas

  • Transpirable e higiénico: los colchones para cunas  deben evacuar adecuadamente el CO2 exhalado por el bebé así como evitar que se produzca su sobrecalentamiento que puede provocar la aparición de hongos o ácaros. Actualmente existen tratamientos químicos que impiden que estos aparezcan pero que no están recomendados para los primeros meses de vida del bebé, ya que pueden inhalarlos y producirle alergias o irritaciones. Por este motivo existen protecciones físicas de los tejidos, como AEGIS, que Ecus Kids incluye en todos sus colchones.
  • Busca un colchón firme: muchos pediatras afirman que los colchones firmes favorecen un crecimiento correcto de los huesos. Es importante que la columna vertebral reciba el apoyo suficiente mientras está durmiendo, busca colchones cunas que se amolden a los contornos de su cuerpo y que sean cómodos.
  • No te dejes guiar solo por la apariencia: la parte más importante de un colchón está en su interior, un exterior divertido o gracioso no asegura un correcto descanso. Comprueba siempre que los tejidos estampados de los colchones para cunas no destiñan, tu bebé puede acabar “comiéndose” el estampado si produce muchas babas mientras duerme.
  • Tejidos y materiales: No elijas colchones con tejidos plásticos no transpirables, además de que pueden dificultar la respiración del bebé, impiden la transpirabilidad natural con lo que aumenta la sudoración y la sensación de incomodidad durante el sueño. Materiales como el coco, la lana o la goma espuma están obsoletos, y ni siquiera se utilizan en colchones para personas adultas. Exige para tu bebé materiales de última generación diseñados especialmente para él.

Más información sobre el mejor colchón cuna recomendado por pediatras y matronas

Si quieres más información sobre elegir colchones cuna.

Introducción
By ,   No tags,   0 Comments

Bienvenido al Club de Los Pequeños Soñadores

Los problemas de sueño de los pequeños de la casa son una de las mayores preocupaciones de los padres. Sin duda, el sueño es esencial en sus primeras etapas de vida y no podemos olvidar que un correcto descanso es imprescindible para su desarrollo físico y psicológico. Sin embargo, no es tarea fácil que el niño adquiera una rutina de sueño adaptada a su edad y son muchas las preguntas que surgen. Es por ello que con esta guía desde Ecus Kids se pretende aconsejar a los padres sobre el sueño de sus pequeños, con el objetivo de poder reducir los trastornos que influyen negativamente en el descanso de sus hijos y, por tanto, en el suyo propio. Un saludo. El equipo de Ecus Kids.

pequenossonadonres1

Existen ciertas pautas que nos ayudan a estimular la llegada del sueño. Para ello es importante establecer una rutina tanto para vosotros como para el “peque”, un buen momento para comenzar con ella es a partir de la 6 u 8 semanas. Esta rutina irá variando en función de la edad, pero existen unos pasos básicos que os ayudarán a conciliar vuestro descanso con el suyo.

Cómo mejorar la rutina del sueño de bebés y niños

  • Déjalo jugar un poco: así descargará la energía acumulada.
  • La hora del baño: un buen baño relaja y hace que tu bebé esté calentito, limpio y seco. Es una gran forma de irse a la cama. Si tu bebé se pone nervioso durante los baños o no los disfruta, probablemente sería mejor eliminarlos del ritual nocturno.
  • Ponerse el pijama: el momento de ponerse el pijama es una buena oportunidad para dedicar un rato a hablar con él. Este último contacto del día entre padre e hijo favorece su maduración psicológica y física, además de reforzar vuestro vínculo afectivo.
  • Buenas noches a todos: a muchos bebés les gusta darles las buenas noches a sus juguetes favoritos, a personas… Transfórmalo en un momento especial.
  • Y durmieron felices: es un clásico pero les encanta escuchar un cuento en la cama. Es el final perfecto para vuestro ritual, por eso en Ecus Kids hemos incluido una zona especial cuentacuentos en nuestro colchón minicuna DUBÍ para que te puedas sentar a los pies de la cama.
  • La cuna, minicuna, moises para bebés y colchón apropiados: Cuanto más cuide de tu bebé su colchon, más relajado estará y tendrás menos problemas a la hora de dormir, también el uso de protecciones en la cuna evitará que se despierte por la noche si el bebé se mueve en sueños.

Cuando hablamos de la siesta de tu hijo es muy importante la hora en que la toma, ya que una siesta muy tarde puede afectar negativamente al sueño durante la noche. Todos los bebés son diferentes, pero comparten un reloj biológico, por lo que generalmente las mejores horas para la siesta son las siguientes:

Si el bebé duerme tres siestas: media mañana, temprano por la tarde y temprano por la noche.
Si el bebé duerme dos siestas: a media mañana y temprano por la tarde.
Si el bebé duerme una siesta: temprano por la tarde.
La rutina de la siesta en el bebé. Número de siestas al día y horas de sueño diurnas.

Una vez establecido un horario es muy útil crear una rutina específica para la siesta. Esta rutina deber ser diferente y más breve que la de antes de dormir por la noche, aunque puede compartir pasos. Si tu bebé es reticente a la siesta puedes probar a incluir algún movimiento relajante como mecerlo, pasearlo en un porta bebés o cantarle una nana. Sigue la rutina todos los días excepto cuando percibas señales de que tu hijo está cansado y listo para dormir, en ese caso sé breve o elimínala por ese día.

Tabla de horas de sueño recomendabas para tu bebé según edades

 

EDADHORAS DE SUEÑO NOCTURNOHORAS DE SUEÑO DIURNO (Nº DE SIESTAS/DÍA)SUEÑO TOTAL (CADA 24H)
1 Mes88 (No son seguidas)16
3 Meses105 (3)15
6 Meses113 y cuarto (2)14 y cuarto
9 Meses113 (2)14
12 Meses11 y cuarto2 y media (2)13 y tres cuartos
18 Meses11 y cuarto2 y cuarto (1)13 y media
2 Años112 (1)13
3 Años10 y media1 y media (1)12

 


Solemos caer en el error de creer que al comprar un colchón de mayor tamaño obtendremos un cierto ahorro con el tiempo, ya que nuestro hijo crecerá y acabará por utilizar toda su superficie.

Lo cierto es que un niño necesita un colchón que se adapte a sus necesidades de descanso y a su estructura corporal, requisitos que un colchón diseñado para una persona adulta no cumple.

Del mismo modo que cuando es pequeño no dudamos sobre la idoneidad de la alimentación infantil, ni del tipo y tamaño de ropa del bebé, llegado el momento de la adquisición del colchón debemos tener la certeza que al invertir en un colchón infantil estamos invirtiendo en su salud y descanso para el recién nacido y sus padres.