• English
  • Español
  • Français
Menu
Conseguir la habitación perfecta para dormir

Conseguir la habitación perfecta para que los pequeños puedan descansar no es misión imposible. Con unas sencillas pautas, puedes lograrlo.

Es muy importante que los niños estén cómodos en su cuarto ya que les ayudará a conciliar el sueño rápidamente. Aquí van algunos consejos para conseguir la habitación perfecta para conciliar el sueño:

1.Asegúrate de ventilar la habitación cada día.

2.La temperatura ideal para la habitación está entre 16-20 grados.

3.Escoger unas buenas cortinas que no dejen pasar la luz. Esto será especialmente en verano, cuando amanece mucho más temprano.

4.Unos colores pastel o crema son lo mejor para la habitación. Los colores suaves nos relajan, por lo que es importante evitar colores neón o muy brillantes.

5.Una buena habitación insonorizada es esencial. Muchas veces el ruido entra por las ventanas, por lo que un buen cristal y una buena persiana pueden ayudar.

6.En la habitación no deberían haber aparatos electrónicos. Nada de televisores o consolas. La habitación es para dormir, no para estar jugando a videojuegos.

7.Cambiar la ropa de cama 1 vez a la semana o incluso un poquito antes es importante, sobre todo en verano. ¡Que los pequeños pasan más de 8 horas durmiendo!

8.Comprueba el estado del colchón, las almohadas y la base. El equipo de descanso siempre tiene que estar en buen estado.

9.No pongas la cama cerca del radiador ya que calentará en exceso la cama y cuando se apague la calefacción, nuestra hija o hijo podría coger frío.

Recuerda que conforme nuestros hijos crecen, quieren ir cambiando y personalizando su dormitorio. ¡Ayúdales a diseñar la habitación que quieren! Te lo agradecerán por siempre.

 

Rutina de sueño para los pequeños: éxito asegurado

Toda la familia puede beneficiarse de una buena rutina de sueño, desde los pequeños hasta lo más mayores de la casa. Una buena rutina de sueño tiene que ser constante y bien planeada para que tenga éxito.

Para poder hacerlo bien, primero tenemos que pensar en qué hora queremos irnos a dormir, y trabajar qué hacer para que llegada esa hora ya podamos estar en la cama. Será complicado acertar a la primera y cada día irán surgiendo cosas, por eso verás que necesitarás ir cambiando poco a poco algunos pasos o dedicarles más tiempo.

Aquí van algunos consejos para conseguir una buena rutina para irnos a la cama:

1.Fija un horario realista para ir a la cama. Si el pequeño no se queda dormido hasta las 9 o las 10, no tiene sentido empezar la rutina a las 7 de la tarde.

2.Evita las pantallas de televisión, ordenador, móvil… 1 hora antes de ir a dormir.

3.Para mejorar la rutina de sueño, bajar persianas, cerrar cortinas y evitar que haya luz en la habitación es esencial para promover la melatonina (hormona del sueño).

4.Realiza actividades que no sean excesivamente estimulantes físicamente antes de ir a la cama como colorear, jugar con legos, un puzzle…

5.Los productos lácteos son ideales para la cena ya que tienen un efecto relajante en los pequeños. Evitar productos con mucha azúcar también es importante.

6.Un baño con agua caliente puede ser perfecto para mejorar la rutina de sueño. El baño incrementará la temperatura corporal y ayudará a relajar al pequeño.

7.Sigue siempre el mismo orden en la rutina de sueño, por ejemplo: hacer un pipí, lavarnos los dientes y ponernos el pijama.

8.Una vez en la cama lee un cuento a tu hijo/a, habla del día o de algo que ocurrirá al día siguiente, o simplemente dile lo importante que es en tu vida y lo mucho que te gusta verle sonreír.

9.Un beso y un abrazo de buenas noches nunca puede faltar. ¿Acaso tú no los pedías de pequeño?

10.Despiértalos a la misma hora cada mañana para fortalecer su reloj interno.

¿Es recomendable dormir con nuestro bebé?

A la hora de irnos a dormir con nuestro bebé, es recomendable dormir en la misma habitación durante los primeros meses de vida. Como mínimo es recomendable dormir con nuestro bebé hasta que tenga 6 meses. La Academia Americana de Pediatría recomienda sin ninguna duda dormir con nuestro bebé hasta que tenga 1 año de vida.

El colchón de cuna Mimo está especialmente diseñado para prevenir la aparición de la plagiocefalia. La capa superior de Visco Active reduce la presión que se ejerce sobre la cabeza del bebé. Además del acolchado, también incorpora una fina capa visco en el núcleo.

Su tejido aterciopelado produce una sensación suave al tacto que favorecerá un sueño profundo y placentero.

Mimo es un colchón de cuna muy higiénico, ya que además de poder lavarse fácilmente y con sus partes por separado gracias a su cremallera perimetral, es sometido al tratamiento AEGIS, el cual supone una barrera contra los ácaros y hongos.

Todos los tejidos y rellenos del colchón de cuna Mimo tienen el certificado de seguridad Oeko- Tex.

Por un poco más, llévate la versión Mimo Travel 2 en 1, te permitirá separar la parte de arriba para llevártela de viaje, así dormirá siempre como en casa. Con Mimo Travel 2 en 1 no necesitarás comprar otro colchón de viaje.

El colchón de cuna por excelencia. El bebé descansa sobre un lecho de aire formado gracias al diseño de su núcleo de espuma HR perfilado, unido a sus tejidos altamente transpirables la circulación de aire es total.

La parte inferior del colchón de cuna Pigü está confeccionada con tejidos 3D, por lo que tiene la capacidad favorecer la evaporación, aportando también una transpiración máxima. De esta manera, el colchón de cuna Pigu se mantendrá en buenas condiciones por más tiempo, conservando el núcleo seco y limpio.

Otra de las ventajas es su lecho cuna. El colchón de cuna Pigü cuenta con barreras permietrales que mantendrán al bebé en el centro del colchón por muy inquieto que sea, dando un punto extra de seguridad.

Al ser totalmente desenfundable resulta muy cómodo a la hora de lavar, ya que se puede hacer por partes. Por eso Pigü es el colchón de cuna más vendido y más completo de la gama.

La almohada visco destaca por la calidad de sus materiales tanto en el interior como el exterior. Su funda de algodón le proporciona un tacto suave y placentero, además, no tiene cremalleras para evitar cualquier roce con la piel del bebé.

La viscoelástica es un material muy adaptable que reacciona a la temperatura y cuando se ejerce presión sobre el mismo, por ello tiene la capacidad de adaptarse al contorno ofreciendo el efecto memoria característico de este material.

Nota: Los pediatras desaconsejan el uso de almohada en minicuna

La funda Soft está diseñada tanto para la protección al bebé como la del colchón. Su uso no afecta a las propiedades del mismo, es más, se recomienda para mantenerlo en condiciones óptimas.

Gracias a su capa inferior de poliuretano micro perforado, la funda Soft aporta la transpiración adecuada permitiendo también la retención de líquidos.

No necesitarás utilizar otra sábana, la funda Soft actúa como protector y sábana bajera al mismo tiempo, le encantará el tacto suave y sus propiedades termorregulables Tencell.

Fácilmente ajustable gracias a sus bandas elásticas, lavable y con el certificado de garantía de seguridad en la elaboración de tejidos Oeko – Tex.

El colchón para cuna Flow es el colchón de alta gama por excelencia. Los esfuerzos en cuanto a su diseño se han orientado a la prevención de la Plagiocefalia por un lado y al control de la temperatura por otro.

La prevención de la Plagiocefalia se consigue reduciendo la presión ejercida en puntos estratégicos, como es la cabeza del bebé. En este sentido, el modelo Flow dispone de un núcleo muy especial diseñado con muelle ensacado en una talla acorde al peso del bebé. Los micro muelles ensacados responden de manera independiente cuando se ejerce presión sobre los mismos, aportando un alto grado de adaptabilidad.

El control de temperatura lo aporta tanto el núcleo como su tejido Feran Ice® altamente tecnológicos. Por un lado, el micro muelle ensacado proporciona una ventilación excelente, además, en la capa superior se incorpora una malla 3D que permite la circulación del aire de manera vertical y horizontal. En cuanto al tejido Feran Ice®, se trata de un tejido con propiedades que permiten reducir la humedad, disipando el calor y manteniendo un descanso limpio y seco durante toda la noche.

El colchón para cuna Organic garantiza que el bebé descansa sobre un lecho natural gracias a su composición de algodón orgánico certificado, cultivado libre de sustancias nocivas y pesticidas. Además el algodón proporciona un tacto suave y fresco.

El núcleo del colchón Organic es uno de los más avanzados en colchones para cuna. Su estructura perfilada con canales de aireación permite la circulación del aire de manera eficaz. El colchón par acuna Organic es también un colchón de etapas, gracias a que en cada cara de su núcleo encontramos dos tipos de firmeza que se adaptan al crecimiento del bebé.

Dotado con cremallera perimetral para facilitar el lavado por partes de su funda y tejidos certificados Oeko – Tex de máxima confianza, siguiendo unos estándares de fabricación evitando sustancias nocivas. El colchón de cuna Organic tiene una altura de 12 cm

El colchón para cuna Malva Organic forma parte de la gama de colchones más naturales de Ecus Kids. Equipado con tejido de lino, característico por su alto grado de transpiración, frescor y sobre todo suavidad. Su tacto suave no quiere decir que sea una tela delicada sino todo lo contrario, el lino es un material más resistente que la seda y el algodón.

El núcleo de Malva Organic está formado por un bloque de espuma HR muy suave y transpirable que incorpora una capa superior elaborada con aceites esenciales de flor de Malva, conocida por sus propiedades relajantes.

El tejido 3D de la parte inferior permite evacuar de manera eficaz el CO2, además, la libre circulación del aire permite que el colchón conserve sus propiedades por más tiempo.

Todos los tejidos del modelo Malva Organic tienen la certificación Oeko – Tex asegurando que son tejidos de confianza en los que no se han usado elementos nocivos. La seguridad ante todo para garantizar el mejor descanso infantil.